CUANDO EL ALMA SE SERENA...

A veces, cuando el alma desea la paz
y la serenidad que no tiene,
es cuando más se presagian
las inminentes tormentas
del sentimiento y de la sensibilidad...

Cuando se sienten las venas debajo de la piel,
es cuando se tiene la sensación
de estar más vivo que nunca...

Y cuando se entienden las cosas
que nunca antes fueron explicadas,
y son entendidas con diáfana luz,
entonces es cuando se acerca
ese momento de especial crecimiento,
que hace elevar el alma
a la altura de ella misma...

Entonces es cuando los cielos se adormecen,
dejando pasar los días y las eternidades,
para que las realidades del alma sean...

Alma serena que deseas la serena paz...

Alma serena que anhelando la vida
mueres por no vivir ya, en esta vida,
esa vida que se promete después...

Deseos de ser y de estar
en esa eterna realidad
que se le llama vida...

Sinrazones de sentimientos
sabidos y no aceptados,
por no vividos...

Sinrazones de almas sedientas
de saberes de Sabiduría
que encandilan a esa alma serena
de serena paz investida...

Murmullos y sutilezas de un sentir
que enciende la llama de la fe
que nos hará creer que es cierta
la vida que ya hemos vivido...

Imágenes de espejo,
que sólo son reales
por la necesidad nuestra
de ver lo que deseamos ver...

Realidad de imágenes
que acierta en los reflejos
que a cada uno conforta...

Realidad de imágenes
que ensombrece a tantas verdades...

Verdades que no son reflejadas
en los espejos de la realidad...

Verdades que no son vistas
en los espejos reflejadores...

Alma mía, dame la serena paz
que me permite ver la sabiduría
en el interior de esa mi alma...

GERMAN LLUCH

EN LAS ALTURAS PUESTA...

Y esa alma, en lo alto,
en lo más alto de ese estrellado cielo,
ha puesto su lugar de estar y de vivir...

Esa alma que no conoce vértigos,
que desafía a las águilas
aun sin tener de las alas las virtudes...

Esa alma que en el amar
aun no encuentra su saciedad...

Esa alma que ahora desea ser...

Esa alma que en la música dice
ese sentimiento
que con las palabras se desconoce,
esa vibración, extraña,
que sabida y conocida
aun no es, del todo, asumida...

Esa alma que desafiando cielos y universos,
quiere ser sol
y quiere ser luz.

Esa alma en lo alto puesta...

Esa alma conocedora de galaxias
en un grano de arena...

Esa alma conocedora de la inmensa realidad
encerrada en esa pequeña porción de corazón...

Esa alma que sabedora de ciencias
prefiere la verdad...

Esa alma que sabedora de amores
no desea más amar,
ahora desea ser ella amor,
para no sólo poder amar,
esa alma que siendo amor,
ya no ama más,
esa alma que impregna de amor
a cada ser que se le acerca...

Esa alma que viviendo sola,
inunda de amor a cuantos se le acercan...

Esa alma que conoce los dolores
de ese parto de sabiduría escondida...

Esa alma que siendo amor
sabe de secretos a voces...

Esa alma que vive la vida de un dios
en esta tierra desierta
de corazones sedientos
de las mismas sabidurías...

Esa alma aspirante a ese absurdo infinito,
absurdo, si no se le posee todo en este presente...

Esa alma que empezando a ser un poco más intemporal,
ama, es amor, es comprensión...

Esa alma, que siendo, está viva,
de esa vida que si existe,
todos conocen,
todos ven,
todos saben...

Esa alma, que es la mía...

Esa alma, que deseo
que continúe siendo la mía...

Esa alma, que es más que una sola alma...
Esa alma mía...

Esa alma mía
en las alturas puesta...

Esa alma mía
que dará ese beso enamorado
a esa alma sedienta de amor...

Esa alma mía
que dará una sonrisa
a quien aun no se la pide...

Esa alma mía
en las alturas puesta...

Esa alma mía...

Esa alma mía...

SOLITUD... SOLEDAD... BROGIT... SOROLL... SILENCI...

Solitud…
Soledat...

Brogit....
Soroll...

Silenci…
Silenci…
Silenci…

Sempre miro dintre de mi...
Miro al fons de la meva anima....

No contemplo gaire el mon exterior....
No tinc pas temps per fer-ho...

Sols tinc temps per estimar,
i per explicar que estic estimant...

Recordo els moments de estimació
y els recreo dins del meu cor...

I la meva anima m’acompanya...
I la meva ment encara em fa cas
i se’n va a dormir una estoneta...

Quines coses em passen...

GERMAN LLUCH

PODER SIN CULPAS... AMOR SIN DUDAS...

Poder sín culpas...

Amor sin dudas...

 

Cuando todo se esté acabando,

cuando todo este mundo se esté terminando

me seguiré preguntando:

¿En qué estaba pensando Dios cuando nos hizo?

 

Poder sin culpas...

Amor  sin dudas...

 

Cuando este mundo sea sólo de unos pocos

Me seguiré preguntando:

¿Porqué Dios les regaló el poder sin culpas?...

 

Cuando todo el mundo esté sin amor,

o peor, cuando todos los humanos estén con desamor,

me seguiré cuestionando y preguntándole al Dios,

¿Porqué nunca nos dio a los humanos el amor sin dudas?...

 

Poder sin culpas...

Amor  sin dudas...


GERMAN  LLUCH

LA ETERNIDAD ES DURAR...

LA ETERNIDAD ES DURAR...

Una de las esperanzas de los hombres,
desde siempre ha sido
poder vivir más que los demás...

Siempre nos ha atraído la eternidad,
siempre se espera que la muerte se olvide de uno...

Algo nos dice en algún sitio interior
que no es necesario buscar más vida,
para durar en cada momento de la existencia...

Siempre el hombre ha deseado ser
más duradero que el tiempo...

En la antigüedad se sentía la necesidad
de vivir más que los dioses...

Desear la inmortalidad, 
robarle a los dioses ese secreto,  
y hoy hay quien quiere arrebatar de los dioses
la sabiduría ancestral...  

Quizás, sea la misma cosa 
saber entender la sabiduría
y alcanzar la inmortalidad,
de alma y de cuerpo...

Alma eterna en sus anhelos,
y cuerpo parco y caduco en su mantenimiento...  

Especial configuración de eso llamado hombre
capaz de todo y casi finito apenas empezado...

Anhelos eternos de inmortales logros,  
almas deseosas de permanecer y de durar
más allá de la propia existencia de uno...

Quisiera adornar las vidas de todas las personas 
con palabras de amor
y con palabras de eternidad,
y con palabras de bondad...

Quisiera poder entender de almas
para llevarlas al cielo del placer...

Futuro y presente juntos en ese medio
que es la intuición de las esencias de la vida
y de las sabidurías eternas...

Cual perla extraña que se asemeja a tesoro ancestral,
la palabra de vida hace que la vida sea plena de significado...

Vida que asemejas a esas otras esencias
que dicen que los hombres saben edificar futuros
con las palabras al igual que las palabras
de los que vivieron antes que nosotros
y crearon múltiples religiones
y dieron comienzo a varios pueblos elegidos
para ser los continuadores de la vida que perdura 
que dura más que los mismos dioses
inspiradores de todo ese ancestral mundo,
mezcla de antes y de ahora, 
mezcla de hombres y de dioses,
mezcla de caducidad y de eternidad,
mezclas de ingenio y de memorias de otros tiempos...

 

YO SOY DIOS QUE HA VENIDO….

YO SOY DIOS QUE HA VENIDO….

YO SOY DIOS QUE HE VENIDO A LA TIERRA
PARA HACER DE ESTA TIERRA UN CIELO…

YO SOY EL AMOR…

YO SOY LA VIDA…

Así dice esa aria, de una opera famosa,
en la escena más sensible
de la película: PHILADELPHIA.

Ser vida para alguien, 
de alguna manera, de alguna forma,
significa ser ese mismo alguien…

Significa conocer esa alma desde dentro.
Significa ser como un dios para ese alguien.
Significa ser un alma para esa alma.

Alguna vez, en algún momento, 
a uno le es permitido participar
en el hecho divino de dar vida a alguien.
Crear vida en el alma de alguien.

Y en ese momento,
uno siente que algo inmenso,
que algo creador,
que algo vivificador,
que algo esperanzador,
se apodera del mundo,
y te eleva a la altura de los cielos infinitos
de sublime predicamento.

Alguna vez, uno consigue unificar la propia alma
con las memorias de los dioses
para crear vida en las almas de las gentes.

Y en esos momentos se funden cielos y tierras,
en esos momentos, es cuando sucede
lo que la letra de la opera explica: 
cielo y tierra fundidos en una misma realidad…
Dioses de los cielos, almas de la tierra,
Fundidos, ambos, en una única y misma realidad…
Dioses del cielo almas de la tierra,
fundidos ambos en una real vida llena de amor…

Llenas las almas de dios
y llenos los dioses
de las esencias de las almas de los humanos,
capaces de entender ellos,
las sabidurías celestiales, aquí en la tierra…

germà lluch

JO SÓC DÉU QUE HA VINGUT ....

JO SÓC DÉU QUE HA VINGUT ....

JO SÓC DÉU QUE HE VINGUT A LA TERRA
PER FER D'AQUESTA TERRA UN CEL ...

JO SÓC EL AMOR ...
JO SÓC LA VIDA ...

Així diu aquesta ària, d'una opera famosa,
a l'escena més sensible
de la pel•lícula: PHILADELPHIA.

Ser vida per algú,
d'alguna mode, d'alguna manera,
significa ser aquest mateix algú ...

Significa conèixer aquesta ànima des de dins.
Significa ser com un déu per a aquest algú.
Significa ser una ànima per a aquesta ànima.

Alguna vegada, en algun moment,
a un li és permès participar
en el fet diví de donar vida a algú.
Crear vida a l'ànima de algú.

I en aquest moment,
un sent que alguna cosa immensa,
que alguna cosa creadora,
que alguna cosa vivificadora,
que alguna cosa esperançadora,
s'apodera del món,
i et eleva a l'altura dels cels infinits
de sublim predicament.

Alguna vegada, un aconsegueix unificar la pròpia ànima
amb les memòries dels déus
per crear vida a les ànimes de la gent.

I en aquests moments es fonen cels i terres,
és quan passa el que la lletra de l'opera explica:
cel i terra, fosos en una mateixa realitat ...
Déus del cel i ànimes de la terra,
Fosos, tots dos, en una única i mateixa realitat...
Ànimes de la terra i deus del cel,
Fosos, tots dos, en una real vida plena d'amor...

Plenes les ànimes de déu
i plens els déus
de les essències de les ànimes dels humans,
capaços d'entendre, per ells mateixos,
les savieses celestials, aquí baix, a la terra ...

germà lluc

LAS ESENCIAS DEL TIEMPO....

EN  EL  TIEMPO...

En la música, es el tiempo el que nos da alas 
para escuchar las infinitas bellezas de esos sonidos... 

En las observaciones de la naturaleza 
es el mismo tiempo el que nos permite 
que podamos percibir las otras bellezas…

Es en el tiempo, siempre en el tiempo,
que se pueden manifestar
las realidades y las bellezas...

Siempre el mismo tiempo,
pero tiempo dispar, y tiempo diferente...

Entender los pasos de ese tiempo,
Y entender qué sea la vida:
Eternas preguntas,
es en el tiempo que se adivina algo
de lo que es la misma vida...

Es en el tiempo que se escucha la música
y es en el tiempo donde el aire
tiene cabida y significado...

El tiempo dice aquello que fue, 
y el tiempo dice su verdad... 

También los dioses necesitan del tiempo
para sucederse unos a otros...

Las estaciones necesitan,
de ese mismo tiempo también... 

Hasta la muerte necesita del mismo tiempo, 
que le sazona las vidas para que ella,
la muerte, las recoja en su acertado punto
de sazón y de maduración... 

Tiempo...  tiempo... 
Hasta la misma muerte te teme...

¿Serás, tú tiempo, más poderoso que la muerte,   
ya que hasta ella te necesita?...   

Muerte, deudora del tiempo,
Tiempo, poderoso don tienes, 
acompañar a todo lo que fue,
a todo lo que es, 
y a todo lo que necesita continuar siendo...

Eres antes que el principio,
y eres mientras el principio es, 
y perduras después del presente
para que el futuro pueda existir
y pueda manifestarse...  

Y será así siempre...

Hasta la eternidad te necesita para ser, 
hasta la eternidad necesita de ti, tiempo,
para manifestarse...

Manifestación, siempre las mismas necesidades...
 
Tiempo, eres quizás, no tanto por ti mismo, 
si no por cuanto todo parece necesitarte para ser,
el todo te necesita para no parecer único,
es así como ese todo se puede manifestar, 
con el tiempo, si no sería único,
invisible e inexistente...

Los dioses te necesitan, tiempo...

Los hombres sólo son en ti, tiempo...  

Las edades sólo son en ti...
  
Los  siglos, también, sólo existen en ti...
  
Las percepciones de las verdades eternas,
son y se manifiestan en el tiempo...
 
Las certezas son en el tiempo...

Los cielos son y existen en el tiempo... 

El agua y el fuego y el viento,  
se necesitan y necesitan del tiempo
para ser y para sucederse...

Tiempo y manifestación,  
dos elementos esenciales de la naturaleza, 
naturaleza, cómplice de un tiempo presente,
y de una memoria del otro tiempo que fue, 
y adivinadora de ese otro tiempo que está por venir...

En el tiempo es que se puede esperar, 
sin tiempo no podría haber esperanza,
y sin tiempo tampoco habría caridad, 
no habría fe sin ese mismo tiempo...

Angustia del ser, que siendo
necesita saber porqué vive, 
necesita del tiempo para vivir una vida
y para explicarse sus esencias...

El tiempo es esencia,
y esencia de tiempo somos,
para poder ser y para poder manifestarnos...

Tiempo, cuan misterioso eres...  
Tiempo, cuan sencillo a la vez…

Los sabios te han intentado comprender y descifrar, 
y las almas desearían que desaparecieras 
para conseguir la eternidad,
o al menos, la apariencia de la no caducidad...  

Esencia de duración incierta,  
por cuanto necesita de ese tiempo,  
pero, tiempo excelso, por cuanto puedes dar realidad 
a todo lo que deseando ser, puede ser...

Esencia de eternidad eres tú, tiempo...

 
Deseo esas esencias,
deseo esas comprensiones,
deseo poder explicarme 
porqué sólo en el tiempo es
que se puede realizar un sueño,
que fue pensado fuera del tiempo...
  
Ese pensamiento que parece carecer de tiempo,
necesita del tiempo para existir,
y para  ser, y para su manifestación...

Secuencias de una ley aún no descubierta 
que nos dice secuencias de vida 
y secuencias de un tiempo aún por descubrir,
que nos habla de realidad y de esencias y nos dice verdad... 

Y nos habla de una fe mayor que el sólo creer...  

Fe en algo que es más grande
que lo que la sola fe pueda darnos,  
creer en la inmensidad de un universo diferente,  
capaz de un absoluto que empieza antes de un tiempo 
y que con un tiempo tiene presente
y que se sucede en secuencias eternas para poder ser pasado, 
y poder, por ello, ser recordado en la  memoria,
y en el alma,  y en el corazón,
capaces, ambos, de una reflexión entusiasmada,
de una memoria adecuada
y de un reconocimiento especifico de aquello
que un día se dijo
y que sólo el tiempo podrá  hacerlo llegar a nuestra alma,
secuencias de vida y de tiempo,
para que el principio de todos los tiempos 
llegue hasta nosotros,
así como nuestro presente es inicio de otro tiempo,
y de otro mundo, capaz de otro tiempo y de otras esencias...

Y por ese tiempo seremos también capaces de ver
un futuro que será después, en otras secuencias, nuestro pasado, 
y en otras secuencias, nuestro nuevo futuro...

Y tiempo, que nos une todo el ciclo de unas secuencias de vida infinitas, 
pero en cada manifestación de cada uno de los diferentes tiempos 
se nos da de dispar manera y circunstancia...

Comprender las secuencias de un tiempo
superior a la comprensión de nuestra alma...
  
Capacidad de entender la infinita dimensión
de una secuencia que no tiene fin
y que no tendrá un principio, 
por cuanto el tiempo no puede manifestar más 
que aquello que tiene esencia de eternidad,
que es la capacidad de continuar siendo
y la capacidad de continuar manifestándose...

La eternidad es eso:
“lo que es esencia”, 
y el tiempo es su misma capacidad de manifestación...   

Cuán grande es el tiempo
que es capaz de crear secuencias 
para que, una vez al menos, podamos entenderlo,  
comprenderlo y asimilarlo,   
secuencias de repetición eterna... 

Secretos que se desvelan desde las secuencias 
que en sus infinitas repeticiones
se nos dan, una sola vez, a conocer,  
y siendo como son, partes de esa esencia de eternidad,
se nos dan, como parte de esa misma esencia de esa eternidad...

Cuántas veces no habremos deseado poder comprender
porqué suceden las cosas de la manera que suceden, 
porqué siempre, aparentemente,
se hacen las mismas cosas, 
siempre se repite el trabajo,
hacemos siempre las mismas cosas, 
siempre... siempre...  

Secuencias de vida, en la sociedad...  
en todos los ámbitos... repetir... 

Dar autoridad al tiempo, 
que mande el tiempo... 

Que siempre se manifieste lo mismo... 
siempre el mismo trabajo,
siempre suceden las mismas cosas, 
cuando hacemos las mismas cosas...   

Y un día, ese mismo tiempo le dice a uno, 
que las secuencias están para cambiar, 
ese día, sucede un milagro,
uno deja de hacer las mismas cosas de las secuencias 
y empieza a cambiar su mundo interior, 
porque desea ser tiempo con el tiempo
y dar nuevas manifestaciones de la esencia de la vida... 

Continuar en el misterio del tiempo
en una nueva manifestación,
y se empieza una nueva vida, 
porque se ha dejado al tiempo
que pudiera avanzar en su misma secuencia...   

Cambiar las secuencias del tiempo... 
Ese es el secreto…
Esa es la Esencia de eternidad...  

Sólo lo inmutable es esclavo...

Tiempo, tu que nos das la posibilidad de ser y de existir, 
enséñanos cuando hacer cada movimiento... 

Enséñanos a jugar a ese juego de secretos...

A ese juego que es salir de las secuencias...

Enséñanos a salir de las monotonías de las secuencias,
para hacer unas nuevas secuencias 
que nos digan nuevas vidas 
y que nos digan nuevas maneras de vivirlas...

Sabiduría será saber lo que no se ha escrito
porque aún no ha existido antes,
y saber secuenciarlo para que sea,
y darle ese nombre que será dicho con esa palabra
que le dará nueva vida a esa nueva secuencia
de la manifestación de la Naturaleza...

Viviremos una nueva vida si sabemos, con el tiempo,
crearla y darle vida con la palabra, 
con la misma palabra que ha podido crear
la ilusión de vivir un universo entendido
en la manifestación de un sólo tiempo... 

Seremos hacedores de otros mundos y de nuevos tiempos... 

Al tiempo le daremos la posibilidad de ser de nuevas maneras, 
de ser nuevas vidas, de ser nuevos modos…

Es especial esa manifestación del tiempo, 
secuencias de vida que dicen momentos, 
que dicen aspectos del tiempo,
secuencias que deben ser eternas 
para que las podamos comprender
y asumir…

Germà lluc